Archivo de la categoría: Reflexiones

La tormenta ferpecta

Frankenstorm

Hace unas horas el presidente Obama dio un séntido mensaje en el que recomendó acatar las recomendaciones propias de estos casos. O sea, poner pies en polvorosa y huir al centro del país en donde podrán estar a salvo de tormentas monstruosas (no se les garantiza nada de estar a salvo de tornados mostruosos). Al discurso del presidente le faltó para rematar un “…y que Dios nos ayude a todos”, por puro amor a los clichés.

Lo interesante es que el meteoro es una mezcla de huracán, con masa polar y marea alta por efecto lunar. Y, me imagino, que los pobladores costeños deben sentirse con el décimo tercer baktún en el cuello; o por lo menos como extras de una película de Roland Emmerich.

Ayer hubo compras de pánico, y hoy las ciudades de aquella zona tienen apagones eléctricos. Digamos que es un gran escenario para el Halloween 2012, ¡Sí!, el Halloween del fin del mundo. Una noche oscura y tormentosa como marco para la última noche de brujas. ¿Se imaginan? Rayos, apagones, sirenas en la calle. Quizás los disfraces estarían de más (salvo los de buzos, monstruos de la laguna negra y… ¿Aquaman?). Pero si se podrían jugar cosas interesantes como la Ouija, o a eso de Bloody Mary con alguna vela de los suministros de emergencia. Yo qué sé.

¿Saben qué faltaría, en el último año del mundo? Un monstruo gigante (los fenómenos naturales no cuentan). Algo como Godzilla, El Monstruo de Malvavisco, una mujer de 50 pies (de altura, pues), o en el peor de los casos unas hormigas de buen tamaño.

Propósitos

Me siento orgulloso porque es la primera vez en los 25 años que me cargo en que cumplo todos mis propósitos del año… que sólo fueron dos:

  • Renovar mi credencial de elector con fotografía. Éste año hay elecciones presidenciales en México y la necesitaba renovada para continuar anulando mi sufragio.
  • Ver 365 películas en 365 días. Este reto lo destrocé, lo hice pedazos, porque terminé viendo 401 largometrajes. Fue divertido y edificante, pero a decir verdad sentía algo de presión y sacrifiqué cortometrajes y series de televisión. Me dejó sin mucho tiempo para leer. Un amigo me propuso que le reto/propósito fuera ver 366 películas. Pero no me atrevo.

De modo que mi único propósito para 2012 es:

No enamorarme.

Dicen que esas cosas no se pueden controlar, pero a final de cuenta es un reto. (Además es por salud mental, ya no estoy para esas cosas)

Yo no’ más digo…

El papa en su visita a España criticó a los partidarios de la eutanasia y el aborto que “creyéndose dioses deciden quién es digno de vivir o es sacrificado”. Sí, justo como la iglesia católica durante la inquisición.

25

Cumplí un cuerto de siglo, eso da miedo porque no he hecho nada provecho, muchas cosas que he querido no las he podido realiazar, pero tampoco me quejo de la vida que me tocó vivir.

Hoy completé veinticinco ciclos orbitales terrestres. Muchas gracias a todos por acompañarme.

AAATENCION!!

Se solicita cinéfila de 18 a 24 años, carismática, buena presentación y amplio criterio. Informes aquí.

Éste es el post número 1000

Mil gracias.

Razones por las que han entrado a este blog

La Rebotica aparece como resultado en la búsqueda de las siguientes frases y palabras en algunos buscadores. Es divertido e interesante saber cuales son los intereses de la clientela espero darles gusto a todo:

  • kaley cauco
  • que es a5g 4rd
  • posible solucion en contra de el maltrato anima
  • un dinosaurio electronico en la escuela
  • dominique swain ass
  • viajeros en el tiempo
  • jennifer love hewitt de colegiala
  • imajenes de jesus malverde y de que dia es
  • revista devocion ala santa muerte edición junio 2011
  • primeras imagenes marilyn monroe cuerpo entero
  • la rebotica del museo de los descalsos
  • muere hermana de rita guerrero
  • fotos vouyerista
  • fotos de mujeres en minifalda andando en bicicleta
  • a barriga de emma watson
  • cual es el semaforo de radiaciones del sol actualmente

Pero las búsquedas más frecuente son (en ese orden):

  • emma watson
  • hellboy 3
  • julio verne
  • scarlett johansson
  • cosplay
  • kaley cuoco
  • ben newman
  • natalia vodianova

Se nota claramente que los usuarios son, en su mayoria geeks/frikis (probablemente masculinos), saludos a todos.

Tengan la confianza de hacer sugerencias, peticiones (como fotos de la barriga de Emma Watson) o preguntas (como el día de Jesús Marverde, que por cierto es el 3 de mayo), para eso estoy.

Cuando calienta el sol…

¿Saben que es novedoso para mí? Los indices de radiación ultravioleta.

En mis tiempos, en tiempos en los que además caricaturas y películas empezaba a ver noticiarios (la mayoría nacionales) hablaban de los IMECAS y aunque sonaban a grupo étnico del altiplano del país resultaban ser Índice Metropolitano de la Calidad del Aire (IMECA sin “S,” pero eso no les importaba  a los informadores y decían que en ese momento había ciento y tantos “IMECAS”, así con “S”). Lo que viene siendo lo mismo una escala que mide la contaminación del aire que respiran los chilangos y distritofederalenses. Según la calidad hay una serie de medidas que se deben de tomar. Pero en la Puebla no había problema porque el cielo sigue siendo azul los buenos días y las autoridades no han tenido a bien aplicar programas con el “Hoy No Circula”. El caso es que me parecía como de película post-apocalíptica en la que los habitantes de tal ciudad/país/planeta no pueden salir a las calles tan campantes sin estar informados de los grados de contaminación.

Luego tenía, eso sí, en mi ciudad, otro semáforo de riesgo por aquello de la entrada en actividad del volcán Popocatépetl a partir de 1994. Pero poco a poco nos fuimos acostumbrando a ignorarlo y a seguir haciendo nuestras actividades mientras ceniza y gravilla nos tiznaban la cara, a la vera del cerro que humea.

Pero ahora está de moda que el Gobierno del Distrito Federal, vía los medios de comunicación y su página oficial, informe a cada rato sobre los indices de radiación ultravioleta (IUV). También hay una escala, un semáforo y recomendaciones. La radiación va de “Baja” a “Extremadamente alta” y hay un tiempo recomendado de exposición a los rayos solares dependiendo de la pigmentación de la piel (de “Muy Clara” a “Muy Oscura”)…

¿ Ustedes se imaginaron llegar a esto? Yo no. Cuando empezaron a decir que la capa de ozono estaba valiendo madres, no pensé que yo iba a ser testigo de las consecuencias. Y es que parece, ya lo dije, una película de ciencia ficción. ¿Qué pasará después? ¿habrá tablas y semáforos para no exponerse al agua del mar, al agua potable?

Por el momento dice Marcelo Ebrard que vayan a visitar las playas de artificio en la capital del país. Ayer le preguntarón que si con esto minimizaba los problemas de la IUV y dijo: “Es como si te dijera que no fueras a la playa porque hay mucho sol ¿no?”. No pus eso sí. Pero por si las dudas cuídense del sol, la contaminación del aire y la lluvia ácida. Yo pasaré las vacaciones en mi refugio antizombies apocalípticos.

NOTA: Para más información sobre el IMECA, IUV y otras yerbas visita la página del Sistema de Monitoreo Atmosférico de la Ciudad de México.

¿La solución somos todos?

Ayer fue la marcha en contra de La Guerra contra el Narcotráfico o contra la Violencia… era de eso… no sé. La convocó el escritor Javier Sicilia debido al asesinato de su hijo en Cuernavaca junto a otros muchachos.

La sociedad civil salió a las calles vociferando que están Hasta la Madre de tanto muerto a causa de la dicha guerra emprendida por el gobierno federal mexicano. tal parecía la mayoría de consignas eran en contra de ese gobierno. Pienso, seguramente de manera equivocada, que a veces se olvidan de protestar en contra de los señores narcomercaderes que también ponen de su parte para matar gente que no tiene lada que ver con su negocio.

Sería de utilidad que se protestara en contra de ellos también. Pero resulta que no tienen un lugar conocido de residencia (muchos sí, pero es un secreto a voces) y responderían de manera menos decorosa que un político en funciones. Por eso sería buena idea que todos los que ya se hartaron de la guerra contra los narcos y la sangre de los finados ya les manchó los zapatos debería de protestar de manera no violenta como por ejemplo no consumiendo ninguna droga legal o ilegal.

No digo que todos los protestantes sean consumidores de drogas, ni que toda la red de narcotraficantes se mantenga del consumo nacional. Pero la violencia es una consecuencia del mercadeo ilegal de esas sustancia.

Yo dejé de ir a marchas hace muy poco. A la última a la que asistí fue en contra del Maltrato Animal. No logramos absolutamente nada. Los asesinos de un perro callejero que difundieron el video del crimen por internet estám libres, y esa fue la motivación de la marcha.

Fui a la marcha en contra del maltrato animal pero como carne que procede de esos centros de tortura a los que llaman Rastros. Encontré una eso tan contradictorio que me apenó. Tenía dos soluciones dejar de marchar o dejar de comer carne. Lamentablemente elegí la más fácil: dejé de marchar. Aún me siento culpable siendo parte del problema, pero me siento un poco menos hipócrita.

Si no quieren + Sangre, también deberían de rechazar todos los productos provenientes del narcotráfico y no ser parte del problema.

Es la opinión de un humilde y contradictorio juntaletras.

P.D. ¿La solución somos todos? Pues quién sabe.

Segunda P.D. Los mariguanos hidropónicos no le hacen daño a nadie más que a los mariguanos pasivos (los que indirectamente caen bajo los influjos de la cannabis) y a posibles daños colaterales.

San Calígula

Los vendedores de película piratas tienen la tendencia de amontonar DVD con una temática referente a una fecha en particular. Por ejemplo, en navidad ponen juntas “The Santa Clause”, “Muppet Christmas Carol” y el Santo Clos de José Elias Moreno, entre otras. O en Día de Muertos exponen al público película de terror o con vídeos musicales halloweenescos. Pero en estas fechas que se avecina la Semana Santa pueden verse “El manto sagrado”, “El martir del Calvario”, “Marcelino Pan y Vino”, “Ben-Hur” y ¡”Calígula”! No sé porqué la portada (o el nombre) les parece bíblico o sacro.

¿Se imaginan a la señora que compre la película porque piensa que trata un tema que tenga que ver con la semana mayor?

-Vengan todos, vamos a ver una película que acabo de comprar.


Y llama a toda la familia para verla un Viernes Santo. Los piratas no tienen por qué saber lo que venden (¿o sí?), ultimadamente ni siquiera tendrían porque vender DVDs copiados. Pero no deja de ser chistoso que vendan cine erótico (rozando con los porno) entre películas bíblicas.

Reflexión del Payador

Es triste cuando te asomas al perfil de Facebook de tus conocidos y parece ser que a tí es al único al que la vida lo patea.

Sólo queda la esperanza de que estén blofeando.

San Valentin

Bien podría escribir en contra del Día del Amor y la Amistad, que es un truco publicitario para llenar los cines, restaurantes y moteles de pendejos que creen en el amor de la misma manera en que ponen su ignorancia en un altar y la llaman “Dios”. Pero para variar y dejar de hacer corajes una tierna imagen:

Diálogos

Yo: La materia de Sociedades Rurales es terriblemente aburrida. Mira, dejó estas dos lecturas… dicen lo mismo. Son practicamente iguales.

Ella: Ah, es que sacaste dos veces la misma copia…

¡NOOOOOOO!


Hoy se terminan oficialmente mis vacaciones. Mañana tengo que regresar a leer cosas que no me interesan, a poner cara de que estoy entendiendo en las clases, levantarse temprano, a soportar maestros que creen que no tomamos otra materia que no es la suya, a aguantar compañeros alcoholicos conocidos y desconocidos marihuanos insoportables, a tolerar gente engreida a la que lamentablemente no puedo patearles el culo…
Mañana tendré que volver a la rutina de los peligrosos transportes públicos que para colmo están un peso más caros que la última vez que me subí a un armatoste de esos.

Me despido con lágrimas en los ojos (¿en donde más podrían estar?) de unas vacaciones que no disfruté. Lo único que me dejaron fue una severa colitis.

Informe de labores

En el 2010…
Vi 269 películas (mucha como para mencionarlas).
Leí 872 cómics (muchos como para mencionarlos).
y leí 15 libros (pocos para mencionarlos):

1.- “Harry Potter y la piedra filosofal” de J. K. Rowling.
2.- “Crónicas marcianas” de Ray Bradbury.
3.- “Fahrenheit 451º” de Ray Bradbury (gracias a Eduar por prestármelo).
4.- “El viejo que leia novelas de amor” de Luis Sepulvada (un libro pésimo que leí por obligación, no se lo recomiendo ni a mi peor enemigo).
5.- “Alicia en el país de las maravillas” de Lewis Carroll.
6.- “En las montañas de la locura” de H. P. Lovecraft.
7.- “Sueños de un seductor” de Woody Allen.
8.- “Pulpo Fiction” de varios autores.
9.- “De San Garabato al Callejón del Cuajo” de varios autores.
10.- “Fósforo. Crónicas cinematográficas” de Martín Luis Guzmán y Alfonso Reyes.
11.- “Los hombres que miraban fijamente a las cabras” de Jon Ronson.
12.- “Instrucciones para vivir en México” de Jorge Ibargüengoitia.
13.- “La ley de Lavoisier” de Nicolás Alvarado.
14.- “Memorias de un amante sarnoso” de Groucho Marx.
15.- “Estas ruinas que ves” de Jorge Ibargüengoitia.

Reflexiones del Payador

Aquí las musas ignorándome

Puedo escribir los versos más tristes esta noche, pero no tengo inspiración y además es de día. Tenía planes para cosas que escribir en el blog, pero el tiempo no me da para mucho, las vacaciones ya no son como antes. No he leído ni un libro en éste periodo.
Todo se me ha ido en  leer comics, ver algunas películas y ver “Evangelion” (todavía no he terminado de ver, por cierto).
Pensé en escribir una lista de consejos para evitar dar regalos no deseados, no se puede evitar recibirlos (eso lo sé por experiencia), pero si pueden evitar entregarlos… pero se me secó el cerebro antes de poder escribirlo. Desde hace algunos años las musas se han negado a prestarme ayuda. Yo pecador me confiezo.

Ya llegó la navidad

Ya se siente la navidad. Por lo menos yo ya la siento. Puede ser por el frente frío, por el paté que me comí de un arcón, por las pascuas regaladas, por el árbol de navidad (que sigue sin esferas por falta de tiempo y un listón rosa).  Puede ser que por haber ido a una posada con piñatas e intercambio de regalos (una amiga me dio un Monopoly Deal y un Boggle Slam), en la que me la pasé más o menos bien… salvo por los colados y/o gorrones (acuérdenme incluirlos en otra entrega de “Gente que odio”). El asunto es que la Navidad ya había llegado antes de que cayera nieve virtual en WordPress. Aún no terminaban de comer los muertos visitantes en la ofrenda cuando los comercios de las calles ya estaban cambiando la decoración halloweenesca por navideña (este fenómeno de yuxtaposición decorativo le dio la idea a Tim Burton para The Nightmare Before Christmas). Por si no lo saben el calendario ritual de celebraciones lo marcan los comercios. Ellos se encargan se avisar, si lo habías olvidado, que va a ser día de las madres vendiendo flores al mayoreo y recomendando electrodomésticos para las cabecitas blancas; o arreglos florales y monigotes de peluche con toga y birrete, en el caso de que las fechas de graduaciones se avecinen.

Pero ya siento cerca la navidad, no así el espíritu navideño. Necesito la llegada de fantasmales presencias que me muestren el verdadero sentido de estas fechas con moralina victoriana. Si el primer fantasma con la quijada caída amarrada con un trapo y un montón de cadenas arrastrando… ya les avisaré.

Gente que odio

Desde que te vi siento algo por ti
que siento por primera vez;
desde que te vi siento algo por ti,
algo que nunca imaginé,
y quiero que ahora lo sepas:
¡te odio! ¡te odio! ¡te odio!

(Huesitos Williams)

Odio a los clearks de algunos comercios de autoservicio que cuando estás observando la mercancía te preguntan:
–¿Busca algo?
Uno les contesta con toda la amabilidad que lleva a esas horas:
–No, gracias.
Pero ellos te siguen observando hasta que se te quitan las ganas de comprar y pierden un cliente potencial. En Sanborns, por ejemplo, no se limitan a preguntarme cosas en la sección de juguetería, sino que cuando entro a la tienda los hombres de traje oscuro y radio en mano se comienzan a comunicar entre ellos con claves ininteligibles para un simple mortal como yo; lo vuelven ha hacer cuando salgo y respiran aliviados.

Otros en los centros comerciales con muchos puestecitos que ofrecen piratería y fayuca. Aunque vayas de paso, sin intensión de comprar y pienses que es buena idea tomar un atajo. Unos tipos te gritan mientras te señalan con dedo flamígero:
–Buscas algo, amigo.
Dan ganas de contestar que ni buscas nada ni eres su amigo, pero es mejor aguantarse y continuar el camino ignorándolos.

Otros mercaderes odiosos y odiados son los que te ofrecen tarjetas para gastar lo que no se tiene, pero a crédito. Van vestidos con raje y corbata  (el único traje y la única corbata que tienen), portan una tabla con pinza para hojas y una resma de folletos que explican los beneficios a los que te haces acreedor si les vendes tu alma. Estiran la mano y dan los buenos días, tardes o noches, según sea el caso. Si les devuelves el saludo y aceptas la mano recitan una cantaleta aprendida en algún seminario de superación, te piden una identificación oficial y el mal está hecho. Si te pasas de largo se ofenden, como si fuera tu obligación ser amable con todos los que se te cruzan en la calle. Una vez uno se dirigió a mi persona con el vocativo “Galán”. Lo mandé al carajo. A mí ningún desconocido me dice galán y se queda como si nada.

Odio, también a los imbéciles que caminan en slow motion  con todos los hijos que les mandó su promiscuidad y con todas las carriolas que pudieron sacar a crédito. Se detienen para descansar, admirar alguna cosa sin importancia o planear su próxima pendejez y no dejan paras a uno. No dan ganas de pedir permiso por que no tienen autoridad de otorgarlo o negarlo, por eso me he visto en la necesidad de bajar al arrojo vehicular o bien, de empujar a los lastres mientras paso bufando.

Más gente que odio. Los “cuida coches” que no cuidan coches, pero que piden dinero a los automovilistas que tienen a mal dejar sus carros a merced de estos individuos. Con frecuencia he visto a dos a la vuelta de mi casa que pasan el día bajos los influjos de enervantes u molestando a los vecinos y viandantes. Sé de un caso en el que un vieneviene le dijo a una conocida:
Si se va a estacionar págueme de una vez, porque ya me voy.
Lo peor de todo es que se apropian de la calle, se sienten los poseedores legítimos de ese espacio de calle por derecho divino.

Casi de la misma escala (¿o debo decir “Escoria”?) social, se encuentran unos personajes verdaderamente impresentables que portan un una mano un atomizador que contiene un misterioso líquido que huele a desodorante barato y en la otra un trapo rebosante de colonias bacterianas. Suben a los camiones a llenar de ese espantoso olor, piden algunos pesos por su “servicio” y gritan a voz en cuello los destinos del transporte, imposibilitando el libre acceso al mismo por parte de los usuarios. También se sienten sueños de calles y camiones. No sé porqué pero me da en el corazón que tienen mucho que ver con los asaltantes que trabajan en esas zonas (las tristemente célebres 10 y 12 Oriente/Poniente).

Reflexiones del Payador

Pues hasta el día de ayer no me había dando cuenta lo sexy que puede ser una mujer. Algunas, no quiero decir que todas las féminas que se trepan en un velocípedo se vean sexis. Pero algunas sí, no se si por la posición del cuerpo o por que parece que se preocupan por cosas tan inútiles como el “medio ambiente”. Pero algunas ciclistas me gustan, hasta tienen un toque romántico… cuando el vehículo es más clásico que deportivo.

Reflexiones del Payador

El año pasado ayudé en la preparación de algunos platillos para las fiestas decembrinas (navidad y fin de año… por alguna extraña razón no festejamos el Día de Gracias comiendo salsa de arándano, viendo el desfile de globos y el maratón de partidos de futbol americano… quizás por chauvinistas), pero en illo tempore me agarró un dolor al costado del costado y no pude disfrutar de la comida como Dios manda, es decir, con desparpajo, exceso y mucha salsa habanera.  Sumando a esto último que la casa se infestó de personas indeseables que hacen de esas fechas verdaderas torturas socioculturales. Llegan justo a la hora de la comida (o cena, según sea el caso) y se sienten como en su propia casa y con su propia gente.

No soy muy sociable, esa es la verdad. Disfruto pasar el tiempo solo, con mi familia o unos cuantos amigos (es ese orden). Hay gente que se siente de la familia por el único hecho de compartir lazos de consanguineidad (de algunos tengo duda) y apellido. Me incomodan por que los siento ajenos a mi entorno, por compartir casi nada y porque disfrutan incomodando a los prójimos. Uno está tan quitado de la pena viendo una película, descargando porn música de internet, o simplemente echando la hueva y se oye el infausto timbre… y la calma se pierde… y la privacidad se pierde… y la sensatez se pierde.

Por eso, por esos lastres y desconsiderados individuos no ayudaré a cocinar en las fiestas que se vienen. Y es una pena porque la cocina (como la mayor de las veces sólo la visito para comer o convivir y no me dejo la vida entre ollas y cucharas) me parece interesante, es como un laboratorio de científico loco o alquimista de mandil. Siempre quise ser un científico loco para mesclar cosas burbujeantes y de colores brillantes en frascos de formas caprichosas para encontrar una formula idónea y controlar a la humanidad (alguna vez e regalaron un juego de química Mi Alegría que me duró lo que duraron los tubos de ensayo sin romperse… o sea unas cuantas semanas), ahora me conformo con ser un científico social amargado (me falta cientificidad, pero la úlcera gástrica ya la tengo); por eso la cocina es lo más cerca que estaré de un laboratorio. Espero que algún día pueda dar muestra de mi nula sazón y negada maestría culinaria, pero sin la molestia de los indeseables.

Mientras… Voy y Vengo.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: