Cinturón de Antimateria


Dice El Universal:

Un equipo internacional de científicos encontró un cinturón de antimateria alrededor de la Tierra luego de analizar los datos del satélite Payload for Antimatter/Matter Exploration and Light-nuclei Astrophysics o PAMELA.

Los antiprotones se mantienen por la fuerza del campo magnético terrestre, informaron los investigadores de Italia, Alemania, Rusia y Suiza en la revista científica Astrophysical Journal Letters.

El equipo identificó 28 antiprotones con energías cinéticas entre 60 millones y 750 millones de electronvoltios. Ese número es mucho mayor que los científicos esperan ver a fotografiar la Tierra desde los lejanos confines de la galaxia.

Las antipartículas parecen formar un cinturón fino alrededor de la Tierra, girando alrededor de las líneas del campo magnético de la Tierra y rebotando entre el norte del planeta y el sur de los polos magnéticos, señaló el equipo.

El cinturón, que se extiende desde unos pocos cientos a unos 2 mil kilómetros sobre la Tierra  constituye la fuente más abundante de antiprotones en las proximidades de la Tierra, aseguraron.

La mayor parte de los antiprotones provienen de antineutrones, que se generan cuando los rayos cósmicos impactan las capas superiores de la atmósfera. Los antineutrones salen de la atmósfera, mientras los antiprotones tienden a congregarse en varios cientos de kilómetros sobre la Tierra, donde la materia ordinaria es tan escasa que es poco probable que se reúnan con sus homólogos de partículas, protones y por tanto se destruyan al contacto.

“Los resultados concuerdan con los modelos que ya predecían su existencia”, dijo a Science James Bickford, miembro del personal técnico en el Laboratorio Draper en Cambridge, Massachusetts, que no formó parte del estudio.

De acuerdo con Bickford otros planetas, incluyendo Júpiter, Saturno, Neptuno y Urano, deben tener cinturones similares de antiprotones. Saturno puede producir la mayor cantidad de antiprotones por las interacciones entre los rayos cósmicos, partículas energéticas cargadas del espacio, y los anillos de hielo del planeta.

Los antiprotones antrapados por el campo magnético terrestre ayudarán a astronautas en misiones más allá del Sistema Solar, pues se podrían recolectar para que propulsen motores que necesiten antimateria.

Los antiprotones son partículas con la misma masa que los protones, pero con carga opuesta, que cuando se encuentran se destruyen. El equipo de PAMELA analizó los datos que la nave obtuvo entre julio de 2006 a diciembre de 2008 durante los primeros 850 días de su misión científica.

Los investigadores, que incluyen Alessandro Bruno, de la Universidad de Bari en Italia, se centró en una región conocida como la Anomalía del Atlántico Sur, donde la radiación Van Allen de la Tierra se acerca más a la superficie del planeta y la densidad de las partículas encontradas por la nave sería probablemente el más alto.

Publicado el 10 agosto, 2011 en Astronomía, Física, Noticias y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: