A 100 años


Mario Moreno sobre el origen de Cantinflas:

Es difícil precisar con exactitud cuándo “nació” Cantinflas. En realidad no nació nunca.
Tomó forma gradualmente con el tiempo.
Debo aclarar que mis padres, con grandes sacrificios, me estaban costeando los estudios en la Facultad de Medicina. Yo la abandoné y me convertí en “carpero”, cantante y bailarín de circo y carpas de variedades. El primer contacto con el público fue muy arduo.
En la carpa, si uno gusta se lo hacían saber de inmediato dando golpes en las bancas de madera o aplaudiendo. Y si no estaban con uno lo demostraban a punta de chiflidos o, cuando llegan a la violencia, arrojando a la cabeza de uno (con gran puntería) botellas vacías de cerveza.
Allí, Cantinflas, aprendió a bailar.
Una vez sentí repentinamente “pánico escénico”. Momentáneamente Mario Moreno se quedó paralizado […] y, de pronto, Cantinflas se hizo cargo de la situación. Y comenzó a hablar […] desesperadamente balbuceó palabras y frases sin sentido. Tonterías […]
¡Cualquier cosa para defenderse de los ataques y salir de aquella bochornosa situación!
Los espectadores se quedaron silenciosos, aturdidos, sin poder entender sus palabras […] Luego empezaron a reír […]
Comenzaron son sus risas suaves y de repente rieron con ganas.
Así supe que había triunfado […] Y en ese momento ¡nació Cantinflas!
Resultó irónico que ese remedio desesperado al miedo en el escenario, diera por resultado un nombre popular: el verbo “cantinflear” significa hablar mucho y no decir nada.

Estanislao Shilinsky sobre le origen de Cantinflas:

Esos segundos fueron amargos. Quise hacerlo reaccionar y de pronto Mario comenzó a hablar y a decir cosas, muchas cosas sin principio ni fin. Parecía que su pensamiento se adelantaba a las palabras. Quise ayudarlo a salir del atolladero. Él, simplemente por su nerviosismo no sabía lo que decía. De pronto el público empezó a reír. Las risas sonaron más y más fuertes; después un caluroso aplauso. Azorados los dos, nos miramos interrogativamente. Poco a poco Mario se me fue acercando y de plano preguntó: “¿Qué está pasando?” Le dije: Se están riendo de que dices mucho y al mismo tiempo no dices nada. Sigue así”.

Mario Moreno sobre el aspecto de Cantinflas:

Adopté el nombre artístico de Cantinflas para ahorrarle vergüenzas a mi familia. Era una familia humilde, pero tenía su orgullo.
Y yo era un artista de última categoría. Trabajaba en las carpas a las que acudía la gente sin dinero para entrar aun teatro caro.
Cantinflas había nacido y empezó a crecer.
Poco a poco tomó forma la apariencia física de Cantinflas. Adoptó la vestimenta de la gente humilde, la necesidad escogió el atuendo. Camisa de algodón de largas mangas, que alguna vez fue blanca. Pantalones arrugados y no muy amplios, sostenidos no en la cintura sino en las caderas. Y zapatos que le quedarían mejor a un hipopótamo. Sobre esta vestimenta venía un pedazo de trapo conocido como “la gabardina”.
El rostro de Cantinflas siempre es el mismo porque Cantinflas no tiene edad.
Es un rostro redondo con una nariz demasiado chica para la boca, ¡demasiado grande!
Sobre el labio superior, dos hilitos de bigotes caen como un par de oscuras cejas fuera de lugar.
Intenté alguna vez dejar caer sobre la frente un mechón de pelo. Pero no valía la pena. ¡Ah!, y tampoco le habría caído mal una afeitada.

Fuente: “Instituciones:Cantinflas. Ahí estuvo el detalle.”, en Escenas de pudor y liviandad de Carlos Monsiváis, DeBolsillo, México, 2007

Publicado el 12 agosto, 2011 en Cine, Efemérides y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: