Eiko Ishioka (1939-2012)


Dice Vanguardia:

La famosa artista japonesa falleció a los 73 años a causa de un cáncer de páncreas. Sus complejos e imaginativos diseños también se vieron en películas de Tarsem Singh y Ray Loriga

Pasó de ser la diseñadora artística más famosa de Japón a una de las más renombradas del mundo entero. Su trabajo iba mucho más allá de la estilización pura, creando vestuarios majestuosos, recargados al máximo y perfecta combinación entre lo colorista y lo tenebroso. Eiko Ishioka murió el sábado en su Tokio natal a los 73 años víctima de un cáncer de páncreas, con su último trabajo para el cine (“Mirror, Mirror”, la versión de Blancanieves dirigida por Tarsem Singh) todavía sin estrenar.

A lo largo de su vida, Ishioka trabajó para todos los medios posibles. Y esta licenciada de la Universidad Nacional de Bellas Artes y Música de Tokio alcanzó un gran reconocimiento crítico y artístico en todos ellos. Su primera incursión en el cine fue con el diseño de producción de “Mishima”, de Paul Schrader. El jurado del Festival de Cannes le concedió un premio especial por su “contribución artística”, combinada con la fotografía de John Bailey y la música de Philip Glass. El año siguiente, en 1986, ganó un Grammy por su diseño de la portada de “Tutu”, de Miles Davis. En 1988, dos nominaciones a los Tony por el montaje de David Henry Hwang de “M. Butterfly”.

Fuera de Broadway, alcanzó la perfección colaborando con Cirque du Soleil en Varekai y con la increíble ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Pekín en 2008.La celda

Pero, dejando a un lado otros hitos como vistosas contribuciones en forma de vestuario para Grace Jones y Björk (para quien dirigió el videoclip de ‘Cocoon’), los cinéfilos la conocieron sobre todo después de ganar el Oscar por el apabullante y mefistotélico diseño de vestuario de “Drácula”, de Bram Stoker, la película de Francis Ford Coppola.

Aunque trabajó con otros realizadores (como Ray Loriga en Teresa, el cuerpo de Cristo), sus trabajos, siempre a medio camino entre ortopedias de alta costura y el armario de un surrealista, los trabajos de la japonesa encontraron una pasarela perfecta en las películas de Tarsem Singh. “La celda”, “The Fall”, “Immortals”… todas ellas fusionan el trabajo visual de ambos artistas en perfecta mímesis. Hasta llegar a “Blancanieves” (Mirror, Mirror), su última colaboración, que se estrenará el 23 de marzo y cuyo tráiler ya da buena cuenta del despliegue cromático que podemos esperar en el vestuario de Lily Collins y Julia Roberts. La pregunta para hacerse después es a dónde irá el cine de Tarsem a partir de ahora.

El Payador dice:
Era un terror raro, no visto, impactante. Sus diseños en Drácula y la Célula me volaron la cabeza. Me dieron mucho miedo, me recordaban a mis pesadillas, pero al mismo tiempo no podía dejar de maravillarme. Era de esas veces que quieres seguir viendo algo que te aterroriza, gozar el temor. Larga vida a Eiko.

Publicado el 29 enero, 2012 en Cine, Obituario y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: