“Cuando despertó, el PRI todavía estaba allí” (con perdón de Monterroso)


 

Algunas consideraciones sonbre la jornada de ayer:

En primera: no sé mucho de política.

Mire que hoy es 2 de julio de 2012. Ya hay presidente electo: Enrique Peña Nieto (EPN). Uno que durante su campaña no asistió a más debates que a los que estuvo obligado a ir por ley. Por un lado es razonable porque uno no iría con mocho agrado a un paredón de fusilamiento. Por otro lado demuestra lo poco que está interesado en entablar dialogo con grupos opositores a sus posturas.

Cuando EPN fue candidato se volvió célebre en las redes sociales porque no pudo hilvanar ideas claras cuando en la Feria de Libro de Guadalajara le preguntaron sobre los tres libros que marcaron su vida.
Ya era célebre por ser el priísta con mayores posibilidades de encabezar las elecciones presenciales por encima de correligionarios como Beatriz Paredes, Enrique Jackson o Manlio Fabio Beltrones. Con una carrera caracterizada con represión policial, gran número de feminicidios, pero también obra pública y gran presencia e los medios de comunicación.

La alta presencia en los medios puede atribuirse con algunos tratos ilícitos que los beneficiaban dándole mayor difusión en los Mass Media, pero también hay reconocer que es un actor político fotogénico (telegénico) popular entre el populacho y si le sumamos que sus contrincantes pasaban la mayor parte del tiempo hablando de él, para bien o para mal, pero estuvo durante seis años posicionándose en el espectro visual del electorado.

Tampoco se puede descartar que algunos votante pudieron haber recibido alguna prebenda a cambio de su sufragio y que los cómputos no coincidan en la realidad, pero para ser sincero creo que EPN ganó en las urnas. Mucha gente se dejó convencer.

Cuando algún candidato dice comos como “las tendencia no me favorecen” o “reconoceré los resultados” lo que están queriendo decir es que perdieron, pero por algún motivo decir que no salieron triunfadores les suena como algo negativo. Evitan mencionar, incluso, el nombre del candidato ganador. Eso es por lo menos chistoso, prevén, por lo menos en el mundo de las declaraciones oficiales salir lo menos lastimados que se pueda.

Es la primera vez que voto por un candidato a la presidencia. Hace seis años anulé mi boleta, y en esta ocasión voté por Gabriel Quadri. Algunos dirán que gracias a mí el Partido Nueva Alianza seguirá con registro ante el IFE para mamar del presupuesto. Pues no, seguirá con su regristro por el voto corporativista, no por mí. Ninguno de los otros candidatos me convenció. Quadri es un intelectual que no se toma nada en serio, ni su carrera política se la toma en serio. Por eso voté por el es un tipo carismático (una cara bonita que le pusieron a Elba Esther Gordillo, dicen), con una plataforma interesante. Además viaja en una combi que luce como la Mystery Machine, y él es una mezcla entre Andrés Bustamante, Charly García y Chaplin.

Algo habrá hecho mal el PAN que de ser el partido en el gobierno (por 12 años) terminó, en las presentes elecciones como tercera fuerza política.

Muchos lopezobradoristas se van a empecinar en afirmar que su candidato ganó la presidencia. No se como terminen la cosas, ojalá la oposición no de desgaste en intentar probar algo imposible y se dedique a legislar las reformas necesarias para que no se cometan los errores de ahora. Por ejemplo: Algo así como 63% de los sufragantes no votaron por Enrique Peña Nieto. Si tuviéramos Segunda Vuelta Electoral los dos punteros se enfrentarían y no creo que el candidato tricolor se llevara la victoria.

EPN tomará posesión el 1 de diciembre de 2012, veinte días después se terminará el mundo, según los mayas, para nuestra fortuna su gobierno no durara mucho.

Quizás nadie en su sano juicio que conozca la historia mínima de los últimos cien años de México podría votar por el PRI. Y miren lo que pasó.

Ayer en el discurso de Peña jóvenes gritaban “¡Soy el PRI que viene!”. Hay que destacar que muchos jóvenes no vivieron el PRI-Gobierno. Imagínense, la vida de los que votaron por primera vez ha trascurrido prácticamente durante los gobiernos panistas. Quizás no estén enterados de las tropelías más recientes del partido tricolor en el poder como Aguas Blancas, Acteal, etcétera. Ahora tendrán la oportunidad de vivir en carne propia las tropelías del Nuevo PRI en el poder, enhorabuena.

¿Saben que sería bueno? Que los idiotas no pudieran votar. Es injusto que únicamente porque sean mayoría decidan por el resto. Tendría que ser más difícil acceder al poder del voto, algún filtro, un IQ mínimo. Es probable que en México no sirviera. Decía Monsiváis que la verdadera cultura del mxicano era la cultura de la corrupción. Por eso aquí con ese sistema antidemocrático pero necesario los pendejos con influencias podría ejercer el voto y todo seguiría igual.

Quizás el país está tan mal porque culpa de todos nosotros. A veces pienso que no hay salida, ni soluciones, que México ya valió madres… espero estar equivocado.

Publicado el 2 julio, 2012 en Política y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: