“Argo” (Ben Affleck, 2012)


argo (1)Durante el gobierno del Sha Mohammad Reza Pahlevi la Revolución Blanca se llevó a cabo en Irán, consistía en políticas orientadas a la modernidad (como Occidente entendía la modernidad) para legitimar su régimen; pero durante ese periodo las brechas entre ricos y pobres se hicieron más amplias. Para finales de los años 70’s el descontento social creció a tal magnitud que el presidente Carter le solicitó al Sha emprender medidas democráticas (para ese entonces los partidos políticos habían sido suprimidos), tras algunos fracasos el Sha decide tomar el camino del exilio, se refugia en varios países (incluidos México, estuvo viviendo en Cuernavaca) hasta llegar a Estados Unidos.

Al triunfo de la revolución se establece la República Islámica con el Ayatola Jomeini como Líder Supremo de Irán. La población continuaba descontenta con el proyecto occidentalizador, el nuevo régimen apoyaba actos terroristas y difundía la ideología radical fundamenalista del islam.

En 1980 un grupo, un numeroso grupo, de estudiantes toma la embajada estadounidense en Teherán, en protesta por el asilo político del Sha, exigen su extracción para ser juzgado. La mayor parte de los trabajadores son capturados, posteriormente tras la llegada de Regan, la muerte del Sha y el cumplimiento de algunas solicitudes los prisioneros fueron liberados y enviados a suelo americano.

La historia de la película trata la historia de seis de los trabajadores de la embajada que pudieron huir y están refugiados en la casa del embajador de Canada. La CIA debe de rescatarlos, un de los miembros de la corporación de espionaje tiene una gran idea (bueno, es la menos peor de las ideas, la otra implica bicicletas y muchos kilómetros por recorrer), los hará pasar por miembros de un equipo de producción holliwoodense que están haciendo scouting para una película de Ciencia Ficción que tiene una estética de Exótico Oriente, después de todo “Star Wars” tuvo Túnez como locación.

Ese es el pretexto del filme y es interesante, la información de esa operación encubierta fue liberada por el gobierno hasta el año 2006. El operador de la CIA necesita hacer creíble la producción por lo que recluta a John Chambers (John Goodman) experto en maquillaje que participó en la saga de El Planeta de los Simios (ganador de un Oscar), Star Trek: TOS, The Island of Dr. Moreau, Perdidos en el Espacio, Blade Runner y Halloween II; y a Lester Siegel (Alan Arkin) basado en Jack Warner.

Y esa es la parte geek de la película que me llamó la atención. Las cosas pasaron así. John Chambers tenía un guión basado en la novela “Lord of Light” de Roger Zelazny (ganadora de un Premio Hugo, por cierto), que había sido rechazado por las casas productoras. Para ese proyecto descartado tenían además unas ilustraciones hechas por Jack Kirby, era un proyecto ambicioso que contemplaba un parque de diversiones con temática Sci-Fi. Todo eso sirvió para la farsa de la operación, nombraron el proyecto ARGO.

La película toma algunos efectos propios del cine para hacer más interesante la historia, para mí el relato ya tiene mucho interés pero por si alguien llegaba a aburrirse decidieron incluir más atención de la que hubo realmente.

El personaje de Tony Mendez es tan poco expresivo que hasta Keanu Reeves hubiera podido interpretarlo. No sé que tan buena idea sea elegirse como protagonista de sus propias películas, parece que elige personajes extremadamente serios y dramáticos para legitimase como Buen Actor.

Mientras la veía, pensaba “Algo no está bien con esto”, no sé si sea políticamente correcto mostrar a eso viejos-nuevos enemigos que son los iraníes. La historia lo requería pero es un tema delicado en estos momentos con la agitación en medio oriente y el ataque al Consulado en Bengasi.

El final es excesivamente heroico, cámara lenta y música sentimental, como si hubieran destruido el meteorito que se aproximaba a la tierra. Me pareció un tanto exagerado. Pero disfruté la película, imagino que está bien dirigida en las partes de tensión porque me hizo sentir nerviosos en algunas escenas, como la de la manifestación y el interrogatorio en el aeropuerto, pero las del hombre de familia que tiene a un niño que probablemente nunca vuelva a ver… eso me dejó indiferente.

No creo que haya sido la mejor película, ni que Affleck se merezca un Oscar por dirección pero es una buena película tomando en cuenta muchas porquería que salen de Hollywood.

Publicado el 2 enero, 2013 en Ciencia Ficción, Cine y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: